SOBRE COMO TU MOVIL TE ARUINA LA VIDA

 
Así es. ¿O no lo sabías ya?. Es obvio, y si no lo sabes, te lo recuerdo yo; que el mundo consiste en unos hombres manipulados por otros. Si tienes un teléfono móvil y lo utilizas continuamente – aunque incluso fuera para hablar-, pues ya sabes de que clase eres, de los manipulados. El tiempo no se puede recuperar, y si los gastas haciendo el memo con tu teléfono móvil, por simple hastío, - se sincero, realmente lo haces-, pues eso, estas perdiendo el tiempo. Fíjate, incluso la mayoría de los teléfonos ahora se llaman smartphones o “teléfonos listos”, pues eso decía, el listo es el teléfono y el memo eres tu que pierdes el tiempo que nunca recuperaras trasteando el aparato. ¿Cómo que no tienes la última aplicación?, maldita sea, tu vida es un asco, y tus amigos te rechazaran; puede que ya no te llamen para quedar juntos en una terraza soleada, donde en lugar de hablar, trasteareis con vuestros teléfonos, ¿o no es así?. 
¿Realmente necesitas esa nueva aplicación?, ¿realmente mejora tu vida lo que diga en su tuiter Beyoncé o el famoso de turno?, piénsalo. No estoy en contra de la tecnología, no por Dios, yo utilizo el microondas y la nevera, pero no me paso horas muertas mirando en su interior. Ya se que los teléfonos, tabletas y demás, son útiles, mucho; la inutilidad ya se la ponemos nosotros. Se que la vida es un aburrimiento, incluso mas aburrida cuando eres un adolescente, es horrorosamente aburrida, así que voy a ver cuantos zombis mato, o a decir chorradas por wasap o a leer el tuiter de la Pantoja. ¿A que no sabes inglés y siempre has querido aprenderlo?, pues matando zombis, te garantizo que no lo vas a aprender. Realiza un simple ejercicio, calcula el número de horas o minutos que hurgas en tu teléfono móvil al día, multiplícalo por 365 y te sale las horas de tu vida que has tirado a la basura por año, pasándolo chachi. ¿No querías ponerte en forma?, pues deja el teléfono y hazlo; ahora bien cuando acabes con las pesas, no te pongas a tuitear tus mazas, porque el problema ya es doble, memo y engreído. Entiendes por donde voy, a cada cosa su tiempo, si tienes que llamar llama, si tienes que enviar un mensaje hazlo, si tienes que mandar un correo, mándalo, pero solo cuando tengas que hacerlo, lo demás es caca, y tu lo sabes; y si no lo sabes o no quieres saberlo, pues tu mismo con tu memez.

El otro día fui a cenar con unos amigos – ya talluditos todos-; los holas y que tales de rigor, me alegro de verte, que vamos a cenar y cosas de esas; y antes de que nos sirvieran las bebidas, dos de los cuatro presentes sacaron sus móviles y empezaron a wasapear, tuitear, feisbuquear, o la mierda que fuera, y salvo breves pausas, así se tiraron hasta el segundo plato. Antes de que llegara dicho segundo plato me levante y les dije que me iba a casa, que ya les mando un mensaje o un twiter o un pedo móvil desde allí, en mi cama, y así seguro que me contestan, pues no se con quién diablos andaban comunicándose, pero ese quién no había quedado a cenar con nosotros. Y me fui, - no pasa nada, mis amigos ya me conocen y me odian como soy-. Mano de santo, ya saben que conmigo el rollo móvil un-segundito-ya-estoy-contigo, no; que si es para cuando un familiar se ha roto la crisma, o la cosa es de trabajo y seria, si. ¿Nos os ha ocurrido algo parecido?, ¿y lo toleráis?, pues queridos, este caso es mas grave que el anterior; en aquel el que pierde el tiempo es uno mismo, en este el que te hace perder el tiempo son lo demás, que aparte de ser una falta completa de consideración hacia uno, es de ser doblemente memo.
Que aún así adoras tu teléfono móvil y todas las maravillas que hace, y que si te lo quitaran te plantearías el suicidio, en ese caso definitivamente eres culpable de arruinar el tiempo de tu vida, y nunca aprenderás ingles – o malayo-, si es lo que aspiras, nunca estarás mazas, y ninguna chica realmente te querrá toda la vida, especialmente si las has encontrado buscando sexo en badoo. Tu ya sabes quienes son tus amigos, esos amigos de feisbuk no son tus amigos, de hecho no los ves en tu puñetera vida, incluso alguno no te cae bien, o simplemente no le conoces. ¿qué narices haces entonces fisgoneando en su vida?, probablemente sea como la tuya, o peor. Se que podrás decirme que alguna vez tu móvil te ha sacado de un apuro, o te ha dado una alegría (esa la sabes tu solo), pero la mayoría de las veces simplemente no sabes que hacer y recurres a tu teléfono listo para perder el tiempo, que tu denominas pasatiempo; pues lo que te decía antes, pasa-el-tiempo. Por mi que la gente haga lo que quiera, pero si miras tu teléfono antes de acostarte para revisar la red social que sea, nene, estas jodido; eres un autómata manipulado, y como buen autómata, ni siquiera lo sabes; y sigues sin saber ingles, aunque creas que lo sabes porque todo en internet está en ingles; no te mientas, no te entiendes con alguién de Liverpool, y eso es no saber inglés, - entiendanme bien, me vale también ruso, alemán, química o pintar acuarelas-. Ahora vas a tener 4G mas rápido para tu memez, no se si podrías vivir sin el, pues contrátalo ya, no vayas a quedarte atrás, ¿qué será de la comunidad virtual sin ti?, o mas bien que serás tú sin la comunidad virtual. Venga no digo mas, que este blog puedes leerlo en tu móvil y encima seré culpable de hacerte perder el tiempo. Mis disculpas. Sigue matando zombis, sin darte cuenta que te has convertido en uno de ellos y además pagas por ello. Sin embargo si utilizas tu telefono listo o tableta lista para cosas útiles -útiles señores, no que simplemente molen-, pues genial, que para eso están. 

El próximo capítulo será como la cámara digital arruina tu vida.
Por cierto, yo también tengo teléfono móvil, very smart, pero el dueño soy yo y no al revés.

3 comentarios:

Pedro J. Rodrigo dijo...

acabo de tirar mi movil en medio de Mejia Lequerica, en cuanto pase el 37 vere su asesinato...

Ana Navarro dijo...

Un poco exagerado no? Para nada hay que desprenderse del móvil. Todo lo contrario, hay que aprender a adaptarlo a nuestras vidas. Si tienes un amigo que cuando queda contigo se pone a hablar con otros en el móvil, el problema no es el móvil sino la educación. Pero no tires a la madre, seguramente ella hizo lo que pudo.
A mí el móvil me ha unido a mi familia, me facilita el aprendizaje del idioma que creo que en la vida aprenderé, me saca de dudas en infinidad de veces, e incluso, evitó que me pusiera a dar vueltas con el coche durante horas por la sierra de Cádiz.
Definitivamente no, el móvil no lo tiro, lo adapto a mi vida y creo que he ganado en calidad de vida.
Pero eso no significa que toda mi vida ronde alrededor del móvil. Es una parte más de ella.
En una cosa te doy la razón. Yo tengo "amigos" en feisbuk que en la calle ni me saludan... que le vamos a hacer.
Muy interesante tu entrada aunque no esté del todo de acuerdo, un saludo... Ana.-

El Guardián dijo...

Gracias Ana por tu comentario, me alucina ver que alguien además de mi madre lee mi blog tan personal como cáustico.

LLevas mucha razón con lo que dices, la tecnología es buena; nosotros somos los malos.

Se siempre bienvenida a mi página.
El Guardían.

...y despues descansó.

...y despues descansó.